~Dejad mis alas tranquilas~

Puedo seguir siendo una soñadora después de todo.
Puedo seguir creyendo que el mundo se cambia con una sonrisa y que la felicidad no está detrás de un trabajo que dé dinero.
Sé que puedo seguir pensando que mi vida tiene sentido si me gusta lo que hago, y más todavía si vivo de ello.

A pesar de todo, de lo que dice la gente que conozco y que me conoce, sé que puedo seguir soñando.
Vosotros pensáis que vuelo demasiado, que mis nubes son muy rosas y mis atardeceres demasiado bonitos. Podéis pensar que la vida sigue siendo la misma día tras día y que nada hace diferente una hora de otra. Podéis pensar lo que queráis, pero os pido por favor, que no me obliguéis a pensar como vosotros.
Por que a mi aún no me han cortado las alas y no voy a permitir que vosotros, gente que nunca las ha tenido, censure mi vida pensando que lo sabe todo.

Comentarios

Poesía entrópica