~Esas ganas cobardes~

Me quedé apoyada en el balcón de mi casa mientras me fumaba e último cigarrillo del paquete. 
Expulsé el humo grisáceo, que escapó a un cielo oscuro. 
Oí el sonido de la puerta al cerrarse y unos pasos que bajaban las escaleras deprisa. 
Miré hacia la calle, vi abrirse el portal y allí estaban marchándose mis ganas de seguir con todo. 

Si algún día las ves por la calle dile que fueron unas cobardes al irse por la puerta de atrás sin dar explicaciones. 




Comentarios

Poesía entrópica