~De tesoros se trata~

Que no siempre es la sonrisa rota, ni las lágrimas a punto de caer de esos ojos enrojecidos.
Que no todo el mundo se permite tener la cara seria, los labios fruncidos y los ojos tristes.
Que hay gente que sonríe de verdad, que no piensa en eso del qué dirán.

Que si tiene que correr con su hermano, corre.
Que si tiene que sudar, suda.
Que si tiene que gritar, grita, se rompe la voz, la garganta y todos los huesos que sean necesarios.

Que hay gente, sólo algunas personas diseminadas por el mundo, que prefieren hacer sonreír antes que hacer llorar.

Que oye, hoy en día, la magia es más común que una sonrisa verdadera, y me alegra tener esas dos reliquias bajo los labios.

Comentarios

Poesía entrópica