326


Suena tu risa y estalla el cielo. 
Te miro, y me doy cuenta de que sólo puedo escapar por esa boca.
Y de repente, te conviertes en mi salida. 


Comentarios

  1. Y retumba el amor por doquier...tu escapatoria, su boca, donde falleces y renaces...Hermoso, me ha encantado! Felicidades, un fuerte abrazo...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La pena de esto es que no está dedicado a nade. Salió así y listo. Ni siquiera yo, que lo he escrito, puedo darle explicación.

      Muchas gracias por leerme, y ¡besos!

      Eliminar

Publicar un comentario

Poesía entrópica