Poesía 22

Me matas a versos, 
me reconstruyes con poesía, 
me cambias las reglas establecidas,
y me desvistes como la vida misma. 

Pero te quedas a medias. 
sin saber cómo seguir queriendo
sin saber qué hacer con tu vida,
y yo, 
sin saber qué hacer con la mía.

Te quedas a medias, 
y me dejas medio vestida
con las medias medio rotas
con la mitad de la sonrisa
que no sabe si estallar en carcajada
o acabar en un suspiro. 

Y después de confesártelo todo, 
de todas las maneras posibles,
después de dejarte la mitad de mi vida
en cada esquina de tus manos, 
después de todo
me dejas a medias en la vida. 

Y yo sin saber cómo vivir a medias
sin saber como seguir con las medias partidas, 
sin saber cómo seguir queriendo, 
ni siquiera mi propia vida.

Comentarios

Poesía entrópica