La guerra de los 500

Quinientas. 
Quinientas noches. 
Quinientas lágrimas. 
Quinientas sonrisas que se han quedado contigo. 

Quinientos días. 
Quinientos besos. 
Quinientos suspiros que solté por culpa de los quinientos pedazos en los que me había convertido. 

Quinientos caminos, quinientas aceras. 
Quinientas son las noches que quiero pasar contigo.

Quinientas joder. 
Quinientas entradas en las que nacido,
he muerto
y he vuelto a nacer. 

Quinientas entradas en las que me he ahogado, 
en las que he naufragado como un marinero perdido, 
como un mapa sin dueño, 
como un tesoro de oro sin testigos. 

Quinientas van las veces en las que me he dejado el alma en cada palabra que he escrito. 
Quinientos versos y poemas
en los que me he destrozado la vida.
Quinientos escritos. 

Quinientas joder, 

Quinientas vidas
y aún me faltan quinientas y una más
para batallar en la guerra de los 500 
y quedar viva
para pasar el resto de mi vida contigo. 

Comentarios

  1. Simplemente decirte que me encantan tus textos,que me enamora cada palabra y que me identifico totalmente con tu biografía y decirte que no eres un intento fallido si no un intento conseguido cine éxito un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchísimas gracias bonita!

      Dios, no sabes lo que me has alegrado la noche. Muchas gracias cielo.

      Un beso.

      Eliminar

Publicar un comentario

Poesía entrópica