Que asco, de verdad.

Que asco, de verdad.
Que asco de 14 de febrero, de San Valentín, de amor, de Cupido y de regalos.
Todas las personas que tengo a mi alrededor se han preocupado por qué comprar, qué regalar, qué reservar, y esas mismas personas se han preocupado por qué les van a comprar, qué les van a regalar y qué les van a reservar.
Seguramente estarían más agobiados en demostrar su amor a través de un regalo espectacular, que en disfrutar el día con su pareja.
Y después, la mayor tontería que he escuchado en meses "En San Valentín es el chico quien regala a la chica, no al revés"
¿Y después pedimos igualdad? ¿Después exigimos los mismo derechos si ni siquiera nos planteamos la posibilidad de tratarnos de igual a igual en un día puramente consumista?
Venga ya joder.
Seguramente las mismas personas que llevan por bandera eso de "Puto Cupido, cómo la ha liado esta vez" o las que dicen "El amor es un asco" son las que después se devanan los sesos por regalar algo increíble.

Y veo, pienso y siento todo esto, me miro a mi y me sigo preguntando a dónde voy a ir a parar en las relaciones, si no encajo con ninguna idea que escucho.

Creo que con un simple "Te quiero", basta.
Pero no por que sea San Valentín, por que celebréis un año o por que es un día especial. No, si no por que lo sintáis de verdad.




Y tú ni eso, cuando dijiste que me lo dirías cada día de nuestra relación. 

Comentarios

  1. Yo el asco que le tengo a este día es tan marcado que hasta hice un poema prometiendo desamor eterno, al menos todos los 14 de febrero ;-)

    ¡Abrazos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que este día con los regalos que no se hacen, las desilusiones y el consumismo, ha roto más parejas que cualquier otra cosa.

      Un beso.

      Eliminar

Publicar un comentario

Poesía entrópica