Y mírame.

Nos prometimos tantas cosas...
Nos prometimos tiempo, viajes, películas y noches juntos.
Me prometiste dedicarme un tequiero todos los días, leer mis relatos y besarme todos los lunares de la espalda.
Te prometí quererte a pesar de todo, cantar juntos, escucharte cuando nadie más lo hiciera y besar los nudillos de tus manos después de hacer el amor. Esto último nunca te lo dije, pero te lo prometí en silencio.
Y míranos, sin esa película juntos, sin pasear de la mano, sin escucharnos ni besarnos.
Ese lunar que tengo en el costado te echa de menos.

Me prometí no volver a enamorarme y mírame, enamorada de recuerdos y de promesas rotas.
Y mírame, te sigo queriendo, versando y escribiendo.
Que idiota te hace el amor.
Jodido amor.

Comentarios

  1. Desde el primer momento me ha encandilado este blog. ¡Te sigo! <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias guapa. Sabes sacar una historia de un dibujo y eso, es increíble.
      Te sigo de vuelta.

      Un beso.

      Eliminar
  2. Dentro de la definición de promesa deberían incluir su condición de fragilidad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y lo frágil que nos hacemos al saber que esas promesas se han roto, también.

      Un beso.

      Eliminar

Publicar un comentario

Poesía entrópica