Rojitas las orejas.

Tengo ronca el alma de quererte
en esta soledad llena que me ahoga;
tengo los ojos llenos de luz de imaginarte
y tengo los ojos ciegos de no verte;
tengo mi cuerpo abandonado al abandono
y tengo mi cuerpo tiritando de no poder tocarte;
tengo la voz tosca  de hablar con tanta gente
tengo la voz preciosa de cantarte;
tengo las manos agrietadas de la escarcha
tengo las manos suaves de en el cielo acariciarte;
tengo soledad, luz, alegrías, tristezas, 
rebeldías, amor, sonrisas y lágrimas...

Y también te tengo a ti, preciosa
caminando por las venas con mi sangre. 



https://www.youtube.com/watch?v=aclhcwhRDQ4

Comentarios

Poesía entrópica