Somos.



Cuando tenga valor para hablar diré que tengo miedo de vivir, 
sin volver a escuchar como suena un te quiero.
Somos el resultado de todo lo que hemos vivido.
Somos lo que cada noche he soñado contigo.


Y ojalá, amor, sigamos siendo un somos
y no un soy

¿Entiendes?

Comentarios

Poesía entrópica