Por qué me gusta escribir

Cada día me quedo con miles de palabra en los labios que no pueden salir. Se quedan atrancadas, pegadas, aplastadas y empujan para intentar salir atropelladamente. Pero no, nunca salen. Siempre se quedan ahí. 
Escribir no es otra cosa que una manera de "decir" todo lo que no puedo decir
No suelo expresar lo que siento porque me han hecho mucho daño, aunque sé perfectamente que esa es una excusa de mierda. Desde hace algún tiempo prefiero dedicarme a escuchar y a mirar a los ojos, a centrarme en cada una de las palabras que pueden salir de los labios de otras personas, antes de empezar a decir lo que siento. Prefiero encerrarme en el movimiento de esa boca, en el sonido de esas palabra. A lo mejor expreso una opinión, pero nunca un sentimiento. 
Escribir me completa. 
Escribir me hace sentirme llena de las sensaciones que se encierran en cada una de las palabras que teclean mis dedos. 
Me hace sentir útil durante el tiempo en el que escribo una entrada. 
Me hace perfeccionista con el orden de las palabras, la puntuación y las tildes, cuando en realidad soy el desastre personificado. 
Escribir me da vida, me permite decir bajito lo que no puedo decir en alto, me permite ser libre, volar. Escribir es una forma más de enfrentarme a los miedos, a unos ideales que no acepto, a una forma de pensar que asusta. 
Escribir no es poner palabras en un folio en blanco, es mucho más que eso. 
Escribir es decir todo lo que se me ha quedado dentro. 

Comentarios

  1. Me ha gustado mucho leer este post, me siento bastante identificada contigo ☺ Próximamente publicaré un post que he escrito hoy que me gustaría que leyeras, ya que en cierto modo se parecen. Un saludo ♡

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Poesía entrópica