El diario de Noah.



Ya he hablado de este libro antes, de que me está haciendo temblar y que cada palabra lleva tu nombre. 
Esta tarde no he dejado de llorar en cada una de sus páginas y el miedo y el dolor que llevo ahora mismo en el pecho no me lo va a quitar nadie en mucho tiempo.
Ayer dije que echaba de menos la soledad y la tristeza, pero este libro me está recordando como era mi vida antes de ti y me está ayudando a imaginarme como sería una vida después de ti. Y he dejado de echar de menos a la soledad.Yo quiero vivir mi abandono contigo.

El libro en sí, no es gran cosa. Las palabras corren, es una lectura rápida y a veces incluso aburrida. Nadie discute, nadie riñe, nadie parece demostrar otra cosa que no sea amor. Nadie odia y nadie se enfada. Por eso no es real.
Es un libro aparentemente aburrido y os aseguro que no vale la pena leerlo si no estáis o habéis estado enamorados de verdad.
Eso es lo especial.
No son sus palabras lo que emociona y enmudece. No son sus palabras las que buscan el silencio de un momento a solas con el libro. No son las propias palabras las que te hacen llorar, recordar o imaginar. Es la propia historia. Es el conjunto de ideas que se encuentran entre las líneas.

Mucha gente me ha dicho que el amor es como la droga, una vez que empiezas no puedes parar, no puedes volver atrás ni empezar desde cero.
Pues este libro es igual que el amor, que la droga. Te causa dolor y una adicción que sólo te da la tristeza.

No es el libro lo que me está haciendo llorar, es una posible vida sin ti lo que me está consumiendo en la tristeza.











Cuando tenga dinero voy a buscar este libro por todas las librerías que encuentre. Va a ser mi Biblia porque el amor es lo único que vale la pena creer. No lo voy a guardar porque haya sido un libro maravilloso. Sólo lo voy a tener en mi librería para que su título me amenace cada día, para no atreverme a dejarte escapar. Lo voy a guardar y lo leeré cada vez que lo pasemos mal, cada vez que nuestra relación decaiga o que estemos a punto de dejarlo. Lo voy a guardar y lo voy a conservar como si me fuese la vida en ello, para que me recuerde cuando todo vaya mal que no vale la pena vivir si no es contigo. 
Porque joder, eres el amor de mi vida.  

Comentarios

Poesía entrópica