~sólo quiero hacerte sonreir princesa~

Me sorprendí. Sí, me sorprendí al ver ese mensaje en mi bandeja de entrada de alguien que no conocía de nada.
Suelen llegarme mensajes de ese tipo, por ejemplo, los que dicen:

"Hazte fan ya!"
"Hola, llevo tiempo buscándote."
"Abre el mensaje y te sorprenderás."

Y la mayoría de las veces, los seleccionaba, y sin ni siquiera abrirlos, los eliminaba.
Pero este no.

"Solo quiero hacerte sonreír princesa."

Me sorprendió. Lo abrí, sin imaginarme lo que podría ser ese mensaje, las consecuencias que podría traerme.

Esto no tiene ningún fin especial. Bueno sí, si que lo tiene. Me gustaría que al ver este mensaje, esa sonrisa tuya, esa sonrisa que me alegra el día y con la que sueño por las noches, querría que esa sonrisa iluminara tu rostro durante un minuto. Princesa, pase lo que pase, enséñale al mundo esa hermosa sonrisa, por que es lo que más le gusta a la gente, lo que más me gusta a mí.
Tú, debes de ser feliz. Debes ser feliz tan solo para hacer feliz a las personas que te rodean, por que ellas también son felices si te ven sonreír.
Pequeña, espero que esta sorpresa haya servido de algo, y que el tiempo que he dedicado a pensar cada palabra para que sean las justas y necesarias haya servido de algo. Espero que ahora estés sonriendo, por que tu sonrisa mueve mi mundo.

Estaba sonriendo. Fuese quien fuese esa persona, la conociera o no, o la forma en la que había conseguido mi cuenta de correo, ahora no me importaba. Estaba sonriendo.
Me hizo sentir especial, me hizo sentir en ese momento la chica mas hermosa del mundo.

Poesía entrópica