~no te olvides~

Hace tiempo, conocí a una chica.
Sí, una chica más, una chica cualquiera que vivía en unas islas cualquieras.
Le conocí. Le quise. Le quiero. Le extraño. Le echo de menos...
Muchísimo.
La conocí en una semana, pero dios, que semana...
Parece poco tiempo, pero aseguro y prometo que esa semana tardará en borrarse de mis recuerdos.
En esa semana conocí a gente maravillosa. Le conocí. A ella.
Ahora mismo, apenas le hablo, casi nunca coincidimos, y no consigo sacar un ratito de mi tiempo para llamarla y decirle lo mucho que deseo verle de nuevo. La quiero muchísimo y le escribo precisamente esto para que no se olvide de que se ha convertido en mi hermana. En alguien que está a muchos kilómetros, pero que jamás olvidaré.
Quiero que sepa que es una persona maravillosa, increíble.
Quiero que sepa que la extraño muchísimo, que la echo de menos en cada momento del día.
Quiero que sepa que aquí siempre tendrá una casa, una amiga, una hermana, que estaré aquí cuando lo necesite, que no dude en llamarme.
Quiero que sepa que ahora mismo, escribiendo estas líneas, me esta recorriendo una tristeza increíble, que las lágrimas amenazan por caerme por las mejillas, por que ella, ella ha sido la que más me ha llegado, que ella, si tuviera que elegir, era a la que me traía aquí.
Quiero que sepa que le quiero.
Quiero que sepa que no me olvido de ella.
Quiero que sepa que daría lo que fuese por estar con ella.
Y quiero pedirle, que por favor, nunca olvide estas líneas.

Poesía entrópica