~hermano~

La gente evoluciona. No cambia, solo evoluciona y se convierte en lo que son hoy en día.
Los niños crecen. Los adolescentes maduran. Los adultos se reconstruyen a partir de los palos que les da la vida.
Hoy he llorado.
Mi hermano se ha graduado. No está en el instituto, ni en la universidad. Tiene cinco años y va a pasar a primaria. He llorado como una ilusa, como una niña pequeña ante la oscuridad. Tengo miedo, sí, lo tengo, pues él es el ser más inocente y puro que puede existir en el mundo, y poco a poco, está creciendo. Sonríe y llora, grita, me pega y me acaricia. Me besa pero se enfada conmigo. Y lloré por lo que pueda pasarle, por el daño que puedan hacerle, por las lágrimas que ha de soltar, por las chicas de su futuro instituto, por los profesores... Por los baches que le hará pasar la vida. Temo por todo ello, pues si le pasa algo, si muere, si se hunde, yo moriré y me hundiré con él.
.

Poesía entrópica