~Comienzos y finales~

Empieza algo nuevo. Empieza otro año escolar y con ello, una nueva etapa que me abrirá las puertas que antes estaban cerradas, que me ayudará a conseguir lo que sueño, a valerme por mi misma y a convertirme en la persona que deseo ser.
Se cierra el capítulo anterior, aquel en el que sólo he salido y he disfrutado de las vacaciones. Se escriben las últimas líneas de ese corto capítulo que me ha sabido a poco. Las tardes de playa ya quedan atrás, dando paso a aquellas en las que el viento y las nubes predominan. El tiempo libre ya no existe, pues se ocupa con los estudios y con los deberes que me mandaran este año.
Realmente tengo ganas de empezar de nuevo.
Me voy haciendo mayor, y soy consciente de ello. Estoy madurando y mi alrededor cambia. Las amistades y los ambientes, la vida va evolucionando conmigo y es algo que me encanta pero que a la vez me aterrra.
¿Donde quedan las tardes de juegos? ¿y la imaginación? ¿dónde se esconde?
Dentro de poco seré mayor. Tan mayor como para tener hijos o nietos, tan mayor como para peinar canas o como para que me traten de usted. Tan mayor como para tener la responsabilidad de una casa y de una familia a mi espalda.
Tan mayor como para olvidarme de lo que he sido, de lo que he vivido, y de centrarme en el dinero.
Eso es lo que me aterra.

Comentarios

  1. Que no te aterre, hija. El proceso de hacerse mayor es duro, sí, pero el hacerse mayor se construye con las vivencias y sensaciones de una infancia, de una adolescencia... se va llegando a la madurez y eso no quiere decir que renuncies a la imaginación, a la ilusión... puedes seguir haciéndolo y en parte, de esa capacidad de imaginar, ilusionarte e inventarte cada día saldrá la mayor parte de la felicidad que te rodeará en tus años de madurez. El centrarse en el dinero no es una cuestión de falta de imaginación, es una cuestión de responsabilidad, pero eso no será un problema para ti puesto que tu capacidad de salir adelante impedirá que dejes de imaginar... No lo hagas nunca. Que la prioridad de tu vida sea siempre tu felicidad, sin pisar, sin pasar, sin temer, sin parar,sin herir, sin faltar... y siempre, siempre... siendo tú.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Poesía entrópica