~¿Y mañana? ¿Qué será mañana?~

El amor me parece ahora algo tan relativo, tan sumiso, tan etéreo.
Es algo que se puede palpar en el aire, besar, tocar... Pero que a la vez se nota como se va, como se pierde, como se esfuma...
Se puede presentir con un suspiro y se puede ver a través de una mirada brillante, de un beso, de una caricia.
Pero no se puede tener.
Aunque así lo creamos, no se puede poseer el amor.
No podemos agarrarlo y rogarle que no se vaya, no podemos llamarlo y suplicarle que se quede, no podemos cojerlo, besarle y decirle: "Abrázame"

Mi vida es corta, al igual que mi mente y mi recorrido, pero a pesa de ello, llevo la lección aprendida.

El amor es relativo, fugaz e inestable.

Era aquel que me decía "te amo" quien ahora me odia. Era aquel que lo era todo, quien ahora me esfuerzo por olvidar y convertirlo en nada.
Era aquella que me decía que había encontrado el amor de su vida, quien ahora me dice que ya no lo es. Era aquella que representaba el amor, quien después se derrumbó, llevándose consigo el mundo que había creado con él.
Era el que antes me abrazaba y se limitaba a eso, quien me toca me besa y me quiere ahora.
Por eso el amor es así.
Por que hoy te quiero, mañana te odio.
Por que hoy creo un mundo contigo, y mañana lo destruyo.
Por que hoy te amo, y mañana... ¿Qué será mañana?

Comentarios

Poesía entrópica