~Alma negra~

Me fijé en él y en sus movimientos, su aire interesante y su mirada perdida.
Me fijé en el alma oscura que se escondía tras sus iris verdes, en sus gestos nerviosos, en su piel blanca y marcada.
Marcada por el dolor de las palabras cortantes, marcada por las burlas que le habían dirigido, marcada por la gente que le había pegado, por el humo del tabaco de su casa, por los cambiantes novios de su madre. Marcada por el tiempo, por la tristeza, por el llanto, por la dureza con la que le había tratado la vida.
Marcada con cicatrices alrededor de sus muñecas que la adornaban como si pulseras se tratase.
Me fijé en lo que su alma escondía y tan solo pude ver el negro  infinito que la envolvía, que hacía que su sonrisa fuese más triste, y su vida más corta.

Comentarios

Poesía entrópica