~fuego~


Se alzaba en aquella colina desde donde lo veía todo, desde observaba su creación, aquella gran boca de fuego que lo destruía todo, que quemaba y hacía que todo ardiese, veia la ceniza grisácea flotar en el aire y el hollín cubrirlo todo.
Veia las lenguas de fuego alzarse y engullirlo todo, los árboles, las casas, inlcuso las personas y los niños se quemaban.
Cerró los ojos y escuchó los dulces gritos de desesperación y miedo, los llantos incontrolables de los niños que se consumían entre las llamas del incendio.
Todo se deshacía, se quemaba, ardía y desaparecía dejando un  rastro negro a su paso y enturbiendo el aire de un humo espeso.

Una joven de tez blanca y ojos violetas lo obsevababa todo.

Sonrió, fría, enmarcando sus dientes perfectos con unos labios rojos, saboreando el dulce de la victoria y siendo consciente de que tenía el mundo enrtre sus manos.

Comentarios

Poesía entrópica