~ Ahora~


Dime, ¿A qué esperas?
No deberías esperar tanto tiempo sentada en un rincón de tu cuarto, llorando, secándote las lágrimas y volviendo a llorar.
Deberías salir, conocer gente, abrirte al mundo.
¿Eres consciente de lo que tienes dentro? ¿Sabes bien lo que eres? ¿Te has dado cuenta que muchos tíos se lanzarían al vacío por tí?
No, no. Me da igual que el único tío al que quieres te haya dejado, te haya machacado el corazón y haya hecho de él un puñado de añicos que se van con un soplo.
Me da exactamente igual ese hijo de puta. Ahora importas tú.
Déjate de gilipolleces y levanta el culo.
Muéstrale al mundo que puedes. Que puedes con eso y más, que lo soportas todo.
Que las sonrisas son tu mejor arma, y que tus escudos se basan en tu propia defensa.
Que la confianza que tienes en tí misma es suficiente para parar trenes y apagar el sol.
Que vales más de lo que crees y es hora de que te des cuenta de ello.
Levántate, y ahora mismo sal ahí fuera.
El tiempo ya ha pasado. Es el momento, es el preciso momento que estabas esperando.
Dime, ¿Qué te lo impide?

Todas esas cosas deberían quedar en el olvido.
Ahora es el momento de resurgir de las cenizas, de dejar a un lado el llanto y lanzarte al vacío.
Ahora debes tirar ese paquete en el que has guardado los sentimientos, los asquerosos sentimientos y los recuerdos que han quedado dentro de tí, de ese nosotros que ya queda tan lejos.
Tíralo todo por el precipicio de tus lágrimas.
Ahora levantate, mueve las caderas y sueltate el pelo.
Camina, anda, corre hacia eso que quieres.
¿Que le quieres a él?
No, estas equivocada. Ahora no le debes de querer. Ahora debes quererte a tí misma, y a ellas, esas que te están sosteniendo para que no te caigas.
Debes olvidarle y pasar página.
Empezar de nuevo, reescribir la historia, comenzar de nuevo el libro.
Continuar con la película de tu vida y dejar eso, como el primer acto.
Las cosas han cambiado y es AHORA cuando debes lanzarte y gritarle al mundo quien eres.




Qué fácil es escribir, que complicado pronunciarlo, y qué imposible hacerlo.

Comentarios

  1. Como el trailer de una buena película, te quedas con ganas de más. Pero la sesión sigue y la película que te queda por ver es mucho más completa. Reirás, soñarás y llorarás, pero al final habrás sentido y aquel trailer que esperaste que nunca acabase y recordaste durante un tiempo lo verás efímero y distante.

    Siempre hay algo más, siempre hay algo mejor.

    P.D: ¿Te pones en contacto conmigo? :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No dudo que haya algo mejor ahí fuera, esperando a que alguien la destape, a que el viento le quite el polvo de encima o a que un golpe de viento lo mueva y así provoque todo lo que conlleva.

      He perdido el móvil, los contactos, las fotos y todo. Ahora mismo no puedo ponerme en contacto con nadie. Estoy sin móvil durante un tiempo. Aunque tengo twitter, por si te interesa: @CeliiaCabanas. O a mi e-mail: celia.cabanas@gmail.com

      Besitos cielo.

      Eliminar

Publicar un comentario

Poesía entrópica