~Medidas de prevención~

Llega un punto en el que todo el mundo se cansa, ¿no?
Se cansa de la soledad, del amor, de las relaciones agobiantes o de las demasiado distantes.
Nos cansamos de las palabras que se convierten en rutina o de aquellas que tan sólo aparecen esporádicamente. De los besos falsos, de las miradas incongruentes, de esas situaciones en las que tan sólo bufas por que no tienes nada que decir.
Te cansas de la gente, del frío, del calor, del viento, de los labios cortados, de los gritos o de las ideas que te atenazan el corazón, de las palabras que resuenan en tu mente hora tras hora y de los sonidos que te repiquetean en los oídos.
Te cansan los principios, los finales, los punto y aparte, los distintos párrafos, las cosas que se acaban y vuelven a empezar, y que luego, acaban de nuevo sin razones aparentes. Las relaciones te cansan. Las amigas, las palabras mal dichas y usadas en pésimos contextos, las subidas de tono o los enfados sin nada en los que basarse.
Todo acaba sobrepasando un límite. Toda persona llega hasta un punto en el que todo le desborda.
Sólo digo, que el mío está cerca, y que podré soltar alguna que otra palabra hiriente en cualquier momento. Que mi humor se vuelva pésimo o que mis miradas tan sólo te transmitan odio. Que las sonrisas escaseen o que no consiga dormirme pronto por las noches.
Tan sólo es una advertencia, una medida de prevención.
Y ya de paso, unas disculpas adelantadas.

Comentarios

  1. me encanta Celia, escribes de maravilla, me paso por tu blog siempre que me siento incomprendida :')

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchísimas gracias preciosa! Dios, no sabes la ilusión que me hace leer cosas como esta. Espero que te siga gustando lo que esribo, pero sobre todo, que me leas para poder ayudarme a mejorar.
      Besitos.

      Eliminar

Publicar un comentario

Poesía entrópica