~Espera~

He de decirte que estoy nerviosa. Nerviosa e ilusionada, como si me fuesen a dar un regalo envuelto en capas y capas de papel, y que detrás de todo ese envoltorio, estés tú.
Espero con ansia el sábado, controlando los latidos de mi corazón, manteniendo la mente fría, intentando no emocionarme demasiado por si algo sale mal, por si ese día no llega o haya algo que me impida pasarlo contigo.
Con la ilusión de una niña pequeña esbozando sonrisas sin motivos aparentes. Aunque motivos si hay. Tú, entre los únicos que las causan.
No sé que saldrá de aquello, si acabará con nuestra amistad, si por el contrario potenciará nuestra relación, si no hablaremos durante toda la tarde o apenas podamos respirar entre palabra y palabra.
Puede que nos perdamos, que no sepamos donde meternos, que los callejones nos desorienten y tengamos que comer en algún restaurante perdido en las esquinas de las callejuelas.
Alomejor te recibo con un abrazo, con los convencionales dos besos, con tan sólo una palabra o con los sentimientos a punto de deshacerme.
Puede llover, hacer viento, que el sol salga de vez en cuando entre las nubes, que la niebla nos envuelva, que el mar picado nos salpique, o que el salitre se nos pegue a las mejillas, dejándolas pegajosas.
No sé qué pasará. No sé que sucederá esa tarde, qué sentiré, qué diré o que haré con las palabras que esconden mis labios.
Una parte de mí desea que ese momento llegue.
La otra, espera con miedo ese instante.

Comentarios

Poesía entrópica