~Cuestión de gritos~

Hoy voy a escribir como una loca repitiendo lo mismo una y otra vez pero con distintas palabras. Supongo que es lo que quieres cuando te sientes así. Será algo de escritores o de estúpidos, pero yo necesito expresarme de todas las maneras posibles antes de irme.
Lo siento, es lo que toca hoy.

Estoy triste, no te voy a mentir.
Estoy triste, decaída, apagada y sensible.
Alomejor es por el conjunto de hormonas que se están revolucionando dentro esperando a que llegue el momento justo para explotar.
Sea lo que sea, me siento triste.

Ayer por la noche me dolía el pecho. Lo sentía vacío. No sentía los pulmones, ni las costillas, ni las arterias y las venas entrando y saliendo del corazón. Era como si nada estuviese ahí.
Por un lado quería seguir luchando.
Una parte, la más fuerte me decía que no podía dejar escapar esa oportunidad, por que esa clase de personas se te presentan muy pocas veces en la vida y debes cuidarlas como si fuesen oro.
Pero por otro lado, quería dejarlo todo, mandarlo todo a la mierda, tirarme en la cama y no despertar hasta que saliese de nuevo el sol.
La otra parte, la mayoría de mis partes, me chillaban a pleno pulmón que lo dejase ahí, que no avanzase. Se acordaban de lo que habían llorado y de lo que había dolido romperse. Me gritaban recuerdos y me lanzaban imágenes que yo creía perdidas.
Me amenazaban con un pasado que podría ser mi futuro.
Y por gritar más alto y ser más trocitos, ganaron.

Comentarios

  1. Innumerables han sido los dias en que siento que la vida esta perfumada de mierda...me gusta..muy bonito ! Lindo dia!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que hoy no sea uno de esos días de color marrón.

      Besitos!

      Eliminar
  2. A veces cometemos el error de pensar que el futuro será igual que el pasado y para evitarlo, evitamos que las cosas fluyan con normalidad. No dejamos que el río siga su curso, lo desviamos para que no nos moje el agua.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Poesía entrópica