~Feliz año, Rayden~

 
 
 
Feliz año.
Sí; a mitad de semana, casi rozando el ecuador de este 2014, feliz año.
La mayoría de las personas mastican sus deseos y rumian sus fallos hasta que se acerca el fin de año; en ese mismo instante parece que les da un corte de digestión o un cólico nefrítico y deshidratados necesitan vomitar todos sus propósitos para el siguiente ejercicio que dará comienzo. Juran que aprenderán un nuevo... idioma (o varios), harán ejercicio para estar en forma 4 días por semana para lucir palmito y/o dejarán los vicios o malos hábitos para llevar una vida más sana…pero casi nadie los termina cumpliendo; será que cuando nos prometemos algo le hablamos más al calendario que al tiempo.
Por eso quiero proponeros un plan maestro para corazones en edad de crecimiento; que hablemos con esa caricatura nuestra que tenemos por dentro, entre la voluntad y el remordimiento y le hagamos prometer que pedirá la cuenta, pagará sus “pufos” y ”hará borrón y cuenta nueva”, que no pasará de página ni de hoja, sino que cerrará el libro y lo utilizará para calzar la “pata coja” de la silla amueblando su mente, que hará servicios sociales como contar estrellas, atrapar sueños o hacer camino, que guardará los “y si”, los “pero” y los “ojalá” en la maleta de la ropa de invierno y sacará los “todavía” y los “menos mal” con la ropa de entretiempo, que si mira al futuro será con las “gafas de cerca” y se repetirá una y otra vez que el pasado solo es un gran recuerdo o una buena experiencia.
Hoy es 0,
hoy es el día de la madre, del padre,
hoy llegaron los reyes magos,
se celebró San Valentín y se lloró el entierro de la sardina...
hoy todo comienza…
…Feliz vida nueva
 
 
Rayden

Comentarios

Poesía entrópica