Acuerdos.

Vamos a ponernos de acuerdo, por que esto no puede seguir así. 
No podemos esperar de alguien algo que no damos, y mucho menos exigirle algo de lo que nosotros carecemos. No podemos fiarnos de la apariencia de una persona, ni de lo que dicen. No, no se puede. 
Tampoco podemos hacer que las relaciones que tenemos dependan de alguien que no tiene ni puta idea, que no conozca el origen, el desarrollo ni las consecuencias. Es como si le pidieses a alguien que te hablase del futuro. Exacto, no tiene ni puta idea de lo que va a pasar. 
No podemos dejar que nos miren por encima del hombro, que nos insulten por pensar de manera distinta ni que nos infravaloren por hacer algo que ellos no harían. 
No, no se puede.
No podemos fiarnos de un físico que no es ni la mitad del alma. 
No podemos quedarnos con la primera impresión, por que las cosas, las personas y las ideas cambian. 
Lo que no podemos hacer es depender más de una pantalla que de una persona, y poner a es persona como excusa de nuestra adicción a una red social. 
No podemos evitarnos, enfriarnos ni dejarnos caer. No podemos matarnos a voces, cortarnos las costillas para dejar el corazón estéril y no podemos dehacernos de las personas como si fuesen basura. 
No podemos esperar que los demás sean como nosotros, que piensen, hagan y digan lo mismo que pernsamos, hacemos y decimos nosotros. No podemos esperar que tengan los mismos gustos, que se interesn por las mismas personas, ni que evolucionen de la misma manera. 
Y lo que no podemos hacer, es obligar a que alguien vaya por el camino que tú estás tomando. Por que para algo defendemos con uñas y dientes esa jodida y falsa libertad de expresión. 
 

Comentarios

Poesía entrópica