.


Siempre he pensado que una pareja debe tener la misma confianza en quitarse la ropa que los tapujos, 
en tirarse los besos y a la cama, 
en morderse los labios y el alma,
en leerse la piel y las mejores líneas juntos. 

No sé, ese sería yo. 



Poesía entrópica