The End

Aceleran sístole y diástole, y todo me lleva al desastre.
No te voy a mentir, estoy asustada.
Estoy asustada por que nunca he merecido a alguien como tú, y he llegado al extremo de pensar que vas a ser el final de mi vida, el que me rompa del todo. Mi The End.
Pero aún así, la ilusión se ha convertido en sonrisa y el temor en ganas de leerte los labios.
Y es que me va a explotar la imaginación si sigo pensando todo lo que quiero hacer contigo. Hacer el amor, hacer sexo, hacer poesía. Da igual lo que quieras hacer, si esta vez, te quedas conmigo.
Si te soy sincera, estoy asustada, muy asustada. Pero por ti, estoy dispuesta a tragarme mis propios miedos, a descomponerme en pesadillas, a deshacerme en terror. Por ti estoy dispuesta a comerme a todos los monstruos que tengo en la cabeza.
Siempre y cuando, luego vengas a salvarme de mí misma.

Comentarios

  1. Respuestas
    1. ¡Muchísimas gracias!
      Es un placer tenerte por mis escritos... ¡Besos!

      Eliminar

Publicar un comentario

Poesía entrópica