Le besó como se tiene que besar.

Iban por la calle de la mano. Ella le empujó hacia la pared de un edificio y le besó. Le besó como se tiene que besar. Le comió la boca apasionadamente mientras él se dejaba hacer. Le pasó las manos por el cuello, le cogió del pelo y le apretó más contra si.
Ella se tenía que poner de puntillas por que casi no llegaba, pero no paraba. Le seguía besando. Se separó un momento, le sostuvo la mirada y cayó de nuevo en eso que llaman amor.
Y le siguió besando como se tiene que besar en una despedida.

Comentarios

  1. Malditas despedidas.
    Me quedo por aquí, un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Malditas despedidas? ¿Qué pasa con ese beso que tienes que dar en las despedidas?
      Si, es cierto, las despedidas son la mayor putada del mundo. Pero el buen sabor de boca que te deja ese beso es increíble.

      Muchas gracias bonita, Feliz Navidad.

      Eliminar

Publicar un comentario

Poesía entrópica