¿Quién te crees?

Quién te crees entrando en mi vida, comiéndome la boca, besándome el cuello, susurrándome cosas bonitas mientras nos miramos a los ojos, diciéndome que soy lo peor, de lo peor, de lo peor, mirándome cuando cierro los ojos, sonriendo y marchándote sin despedirte.
Quién te crees obligándome a echarte de menos en la cola del supermercado, poniéndome esos ojitos en el ascensor para que me lance a ti sin contemplaciones, sosteniéndome la mirada mientras intento ver que guardan esos ojos y tocándome la espalda.
Quién te crees que eres haciendo que se me olviden las barreras de precaución, las señales luminosas que me dicen que frene, los pitidos en mi cabeza que me avisan de que voy demasiado lejos. Quién te crees, haciendo que se me escape que te amo.

Y encima, me haces repetirte los versos de Día Sexto, me desconcentras mientras vamos caminando, me haces comprar chocolate y pipas y luego no las compartes conmigo, te ríes de mi, me pides que te muerda más fuerte, no paras, me pones nerviosa, me pones cachonda, me pones tonta y me enamoras.

Y te vas.

¿Pero quién te crees?

Sólo te digo una cosa:
Tú si que eres lo peor, de lo peor, de lo peor, de lo peor.


Comentarios

Publicar un comentario

Poesía entrópica