Me quedo contigo.

No paro de escuchar eso de "Año nuevo, vida nueva", sumado a la lista interminable de propósitos que tienen para el 2015. 
La lista crece. Todas esas promesas vacías se suman a las del año pasado, y a las del anterior, y a las del otro más. 
Que si comer menos, hacer más ejercicio, mejorar los estudios, leer más, salir más, salir menos, beber menos, follar más, encontrar pareja, querer, amar, dinero, felicidad y más y más y más mentiras que ni ellos mismos se creen.

A pesar de toda esa palabrería, este año me quedo contigo. 

Comentarios

Poesía entrópica