Puto el amor y todo lo que viene después.

En algún momento de mi vida he leído algo así como "Quédate con quien después de unan discusión, te siga besando y te hable" y cielo, tú no haces ninguna de las dos cosas.
Tengo que ir detrás de ti y aguantar las ganas de besarte por muy enfadada que esté. Tengo que controlarme y eso es una putada, por que soy débil. Por que tú me haces débil. La distancia que exijo para que no te acerques resulta ser un castigo para mi, y ese rollito de esperar a que te pares y te des la vuelta, es una tortura. Una tremenda tortura. No sé si te vas a parar, si te vas a dar la vuelta para mirarme y decirme que todo está bien. No sé si vas a tener el valor de besarme después de una pelea por muy enfadado que estés. No lo sé.

Creo que escribir esto me está haciendo más daño a mi que a cualquiera que pueda leerlo.
Sigo sin saber qué hace un chico como tú con una chica como yo, y no es por usar tópicos ni nada, es que es así. Es que me siento así.
Y cuando hay algo mal, cuando hay algo que me dice que estás mal conmigo, me derrumbo. Me vengo a bajo, me deshago. Se me encoje el corazón, el pecho y el estómago y todo se vuelve más pequeño.

Putas inseguridades de mierda.
Puto el amor y todo lo que viene después.
Pero no, tú no, tú te salvas.
Aun que no me hables ni me beses, lo siento, yo me quedo contigo.

Comentarios

Poesía entrópica