Crónicas de un invierno.

Está lloviendo.
Lleva varios días lloviendo,
y hace frío,
y me faltas.
Camino sola por las aceras
intentando esquivar los portales,
los cristales
y los espejos.
Te echo de menos, corazón.
He dejado la ventana medio abierta                          -aunque eso sea filosóficamente incorrecto-
a pesar del frío
y la puerta está entornada
por si decides pasar a verme
a besarme,
a quedarte.
A mi invierno le falta tu risa
y algo falla en mi vida
por que hace días que no te veo.
Por favor,
no me falles tú,
que me muero.

Comentarios

  1. Pues para dejar la ventana medio abierta aunque haga frío, sería de tontos no pasarse y fallar.

    Yo me quedo, me encanta :)

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Poesía entrópica