Renacer.

Renacer es lo que hice yo cuando te besé por primera vez.
Tenía miedo.
El corazón no estaba del todo destrozado,
pero casi
y no podía permitirme una caída de nuevo.

Pero renací.
Fue como si todos los pedazos se juntasen de nuevo
y a día de hoy
no me acuerdo de las batallas perdidas.
Sólo me acuerdo de las cuentas pendientes que estamos dejando.

Renací.
Empecé a escribir como una loca sobre tí,
sobre mí contigo,
sobre mí sin tí.
Empecé a escribirte como una loca
y me dije
no le ames con locura,
enamórate riendo.


Y aquí me tienes
llevándole la contraria a mi yo del pasado
amándote con locura
y enamorándome de ti llorando.

Comentarios

Poesía entrópica