No te lo he contado todavía.
Tengo las puertas de mis armarios llenas de frases, de canciones, de fechas, de iniciales y de versos. Y de ti.
Todas las que estoy escribiendo estos días tienen que ver contigo y al ponerlas es como si una parte de ti estuviese cerca.
Puede que me esté volviendo loca, pero te veo en cada poema que leo o que escribo, en cada verso que me dicen y en cada canción que escucho.
Puedo decir que pienso en ti las 24 horas del día.
Creo que me estoy volviendo una psicópata.

Todo es tu culpa.

Comentarios

  1. Creo que acabo de enamorarme de tu blog, porque lo he escrito en recordatorios.
    Fascinante, de veras.

    fatifitifutu.blogspot.com

    ResponderEliminar
  2. Echar de menos es otro tipo de locura, supongo.

    Un abrazo!

    http://versameentuboca.blogspot.co.uk/
    Por si te apetece ;)

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Poesía entrópica