Hasta este momento no me había gustado el concepto de que una persona fuese propiedad de otra, usando ese rollito de "Eres mío" y "Eres mía" como un arma más de seducción. Es más, lo he despreciado durante toda mi vida por que pienso que una persona no puede ser de otra, por muchos sentimientos que haya en medio.
Pero contigo no.
Me gusta pensar que soy tuya y que estoy unida a ti de alguna manera. Por lo menos tienes una razón para quedarte conmigo.

Comentarios

Poesía entrópica