Es curioso que volverte sea volver y verte al mismo tiempo.

Sueño con que algún día vuelvas,
que te des la vuelta en este mundo que corre,
que me mires como se mira a alguien que no se ha dejado de querer todavía,
y que me veas desde dentro hacia fuera
dándote cuenta de lo rota que estoy por dentro.

Quiero que vuelvas,
que me veas
 y volverte a ver.

Pero vete.
Vete y no vuelvas por que no quiero verte.
Vete por que no me quiero enamorar de nuevo,
porque duele.
Dueles.

Vete y no vuelvas,
no mires atrás,
no me sonrías,
vete corriendo y sé igual que todos los demás que viven deprisa,
aunque no des el pego.
Sé lo mucho que te gusta besar despacio y no eres de los que se corren corriendo.
Lo tuyo iba a otras velocidades,
más lento.

Vete y no vuelvas conmigo.
Vete porque lo último que quiero
es volverte a querer.


Comentarios

  1. Respuestas
    1. Duelen, matan y te hacen de todo, pero no sé de qué forma que al final siempre quedamos vivos.

      Un verso.

      Eliminar

Publicar un comentario

Poesía entrópica