Hay imposibles e improbables.

Hay imposibles e improbables, y no sé que mierda es esto. Supongo que lo nuestro será un punto intermedio entre hacernos daño o salir ganando, pero es que ni siquiera quiero arriesgarme a que salga mal. No puedo enfrentarme de nuevo a la locura que es querer a alguien sabiendo que no tiene futuro. Ya me basta con pensar en todas las demás personas que hay en mi vida y no saber qué va a ser de ellas, de nuestro destino, de nuestras vidas. Ya bastante tengo con pensar en que algún día las perderé para siempre, que se irán de mi lado. O me iré yo.
Ya bastante tengo con sentirme como una mierda por todo al mentir con cada proyecto de futuro. Pero es que no puedo arriesgar.
Soy consciente de que me estoy separando de mucha gente y la mitad de eso está bien. La otra mitad me está llevando al desastre.
Y sé que no era eso lo que necesitabas, porque eres una de esas persona con un corazón que pide mucho más.
Por eso nunca apuesto, por que siempre pierdo.
Por eso nunca apuesto por mi, por que siempre me pierdo.

Comentarios

Poesía entrópica