Desnudarse no es lo mismo que desvestirse.

El tiempo todo lo cura pero me estoy volviendo loca desde que no estás conmigo.
Desde que nadie está conmigo.
Mucha gente pero muy pocas personas. Todo es egocentrismo y nadie se mueve por impulsos, nadie se gira a decirle a alguien que está radiante con esa sonrisa puesta. Nadie hace caso de las corazonadas por que el corazón está infravalorado y la tecnología va ganándole territorio a los sentimientos.
Y es una pena porque la locura de la poesía se está yendo a la mierda, mientras la cordura del día a día sale a flote.
Y es una mierda porque nos hundimos y no dejamos que nadie nos salve. Somos así de gilipollas. Preferimos llorar en silencio y por dentro antes que demostrar que somos débiles. Aun que os joda saberlo, todos somos débiles y unos putos románticos en las manos exactas. Todos necesitamos que nos quieran y necesitamos querer.
Sigo sin entender la euforia repentina que nos ha entrado por ocultar lo que sentimos, cuando lo bonito es desnudarse delante de alguien. Eh, desnudarse, no desvestirse.
Si mi profesor de Filosofía leyese esto diría que no tiene sentido lo que estoy diciendo, y es normal. Nada tiene sentido cuando se trata de coser y descoser el corazón.

Ah, y echo de menos algo o alguien, no lo sé.
Me estoy volviendo loca.



Comentarios

  1. Me ha encantado este post.Asi de simple.Enhorabuena

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias, es un placer.

      Un beso.

      Eliminar
  2. Donde hay la foto de los dos, me paro y la miro,se cierra mi garganta, se encharcan mis ojos,y en cada gota te reflejas tú, como un zafiro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Depende de la forma que tengas de ver la vida, es bueno o malo.
      Por lo menos, sientes.

      Un beso.

      Eliminar

Publicar un comentario

Poesía entrópica