Tú amor conmigo.

Tengo ganas de escribir poesía,
y eso lleva implícito el sujeto ,
un complemento circunstancial conmigo
y algo que nos destruya y nos recomponga la vez:
Amor.

Entre las combinaciones que podrían darse,
quedaría algo así como Tú amor conmigo
y habríamos convertido el amor en un verbo
como si todo lo que sentimos el uno por el otro pudiese resumirse en la acción, el movimiento, la existencia o el estado del sujeto.

Me resulta hasta estúpido pensar que todo lo que llevo dentro
pudiese encerrarse en una palabra de la misma manera que lo hace en mi pecho.
Te juro que no sé como lo aguanto vida mía,
tengo tantas cosas que decirte,
tantas ganas de besarte,
tantas ganas de acariciarte la espalda,
que no tengo ni puta idea de como consigo estar quieta escribiendo esto.

Tú amor conmigo.
Ojalá eso pudiese resumirlo todo
y darle punto y final a este quebradero de cabeza
que supone hacerte ver lo jodidamente enamorada que estoy de ti.




Comentarios

Poesía entrópica