Lo erótico es encontrar lo bueno cuando todo está mal.

Algo va mal si nos tapan los ojos cuando sale una pareja haciendo el amor en una película,
pero nos dejan ver terroristas amenazando a una persona con una pistola en la cabeza,
porque eso es "la realidad".

Vemos lo que queremos ver
y enseñamos lo que queremos enseñar. 

Me ha costado más explicarle a un niño qué pasa cuando dos mujeres se quieren, 
que porqué se matan personas en una guerra. 
Y eso es deprimente. 

No estoy diciendo que hay que ocultar la realidad y aislar a los niños de la barbarie humana. 
Estoy diciendo que los adultos tenemos la mirada tan fija en el dolor que sólo vemos eso.

Nos quejamos del mundo, 
infravaloramos la vida
y derrochamos el dinero para sentirnos mejor
cuando hay millones de cosas bonitas esperando ser descubiertas. 

Hoy he salido de casa y he visto una bandada de pájaros volar de un tejado a otro, 
he visto las nubes formando una manta de círculos en el cielo, 
he visto una pareja heterosexual cogidos de la mano, 
he visto a dos homosexuales besándose en un tren, 
he visto a dos ancianos hablar con efusividad sobre la vida, 
he visto a una madre hablarle con dulzura a su hijo,
he besado a mi madre, 
he hablado con el amor de mi vida, 
he abrazado a mi hermano
y he intentado aprender algo nuevo. 
He escuchado música clásica,
he escrito desde dentro, 
he leído, 
he hablado
y he reído. 
He sentido el sol robándome la piel, 
y la sombra helándome la sangre. 

Que el amor está en todas partes, 
pero tenemos que esforzarnos para encontrarlo. 
Ésa es la erótica del placer, 
que cuesta y cansa
pero al final es una recompensa en sí misma. 

Cuando he visto el dolor, 
el miedo
y la sangre en las noticias, 
ya no me quedan ganas de seguir viviendo.  
Pero cuando veo un beso en una esquina, 
tengo ganas de seguir andando para re-descubrir el amor
y volverme loca al encontrarlo. 
Pues lo mismo con el mundo. 


Comentarios

Poesía entrópica