We can be heroes



Hablo desde la más absoluta ignorancia que te dan los 17 años,
escudándome en la edad como si fuese motivo de perdón,
sabiendo que no conocer a un grande me hacer ser más pequeña que nunca.

Su nombre ya es de por sí un paso hacia el estrellato.
Es de esos nombres que escuchas y dices "joder, que bien suena.
Va a llegar alto,
lo dicen sus letras"
y mírale ahora,
viendo desde la lápida como los telediarios ponen de luto su nombre.

Puede que alguna de sus canciones hayan salpicado el cine,
puede que hasta él haya sido actor de películas importantes de las que tampoco tengo idea.
Pegadle a mi incultura y castigadme por ello.
Yo solo lo reconozco por la escena de aquella película que no me dio una lección de vida,
pero que dejó las notas de un héroe en mi memoria.

Esa escena,
ese túnel,
resumía la vida de unos chavales de los que he olvidado el nombre,

-como tantas otras cosas insignificantes que olvido de mi vida- 

que no sabían qué hacer con el tiempo quemándole en las llantas del coche,
Allí estaban ellos,
siendo más libres que nunca,
arrancándole al viento un poco de libertad
mientras sacaban la cabeza por la ventanilla y se permitían gritar.

Hablo desde el escaso conocimiento de una canción,
desde la ignorancia de los clásicos
y desde la vergüenza que me da no conocer a un hombre tan grande,
que lleva tantas estrellas en el apellido,
y de repente,
me ha hecho pequeña.

Comentarios

  1. Que palabras tan hermosas. Creo que pocas veces he visto una escena de película tan llena de sensaciones como la escena del túnel. Amo The Perks of Being a Wallflower, sin dudas es una de esas películas que nunca me canso de ver (de hecho tengo un poster en la pared de mi habitación). Creo que captura esa esencia tan mágica de lo que fue ser adolescente en los años 90, donde no existía la frialdad de las redes sociales, donde grababas canciones en casettes y escribías cartas. Amo también esa canción, y no puedo evitar escucharla a propósito cuando el autobus pasa por el túnel de mi ciudad.

    Muy lindo leerte! Un abrazo grande.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Poesía entrópica