Alma libre, espíritu soñador.

Para A.E.L


Alma libre,
espíritu soñador.
Quieres tocar el universo y lo alcanzas cada vez que tus dedos escriben poesía.

Alma libre,
espíritu soñador,
estás impaciente por saber cómo funciona el mundo,
te atreves a aprender,
y tienes la osadía de dejarte llevar.
Tu fuerza destroza a los débiles y hace de ellos nuevas personas que desean gritar ante las injusticias,
contigo,
siendo tú del color de la esperanza y ondeando la bandera de la libertad.
Tu imaginación vuela mientras la fantasía rodea tus ojos,
lloras y ríes con un libro,
y miras, sonríes y besas las mejillas de la forma más pura que he visto.
Parece que nunca has dejado esa ilusión infantil que buscamos todos.
Pareces niña madura entre tanto adulto.

Alma libre,
espíritu soñador,
te encierras en folios y te liberas en finales dolorosos,
saltas y aterrizas en los punto y final de tus historias
y te conviertes en protagonista cada vez que corres sobre las calles de asfalto rojo.

Alma libre,
espíritu soñador,
no te atrevas a perderte que el mundo es muy hijo de puta y no va a dejarte ni libre ni soñando.

Sigue volando.

Comentarios

Poesía entrópica