~amor propio~


Amor. ¿Quién no ha sentido eso? Ese cosquilleo por el estómago cuando ves a esa persona especial, el rubor en las mejillas, la aceleración del corazón cuando se te acerca, esas ganas de verle todos los días, el deseo de estar con esa persona…

El amor no solo se resume en eso. El amor es algo más que una burda descripción escrita en unos minutos. El amor, si nos ponemos poéticos, es indescriptible.

Pero tener amor, es fácil. Muchos me contradiréis, pero no. Digáis lo que digáis, conseguir el amor es fácil. No hace falta que nos vallamos muy lejos, pensad en vosotros mismos. ¿No os queréis? ¿No sentís amor hacia vosotros?

Pues yo si. Yo encontré al amor que me acompañará toda mi vida. Me levanto con mi amor todos los días, duermo con él, vivo con él, como, sueño, leo, estudio con él. Todo lo hago yo sola, y a la vez con mi amor. Con el amor propio que tengo. Siento amor hacia mí, mi cuerpo, mi aspecto. Y ya, dejando al lado el aspecto físico, los defectos, o las características que no me gusten de mí, dejando todo eso a parte, me quiero, me valoro.

Desde aquí, hago un llamamiento a todo el mundo, a cada persona de este país, de Europa, del mundo, hago un llamamiento para que se enteren de que tienen amor en sus vidas, el amor propio que ellos sienten no se lo va a dar ninguna otra persona, y por ello, valorémoslo. Querámonos a nosotros mismos.

Por último, apunto que el 14 de Febrero no hace falta que mandemos bombones, flores o cartas perfumadas (aunque nunca está de más). Propongo que veamos este día como algo distinto, como un día especial para querernos a nosotros mismos, y valorarnos tal y como somos. Porque el amor no siempre se esconde tras un beso, o un abrazo. No tenemos que irnos tan lejos para encontrarlo. Sólo levántese, acérquese a un espejo y mire. Ahí está el amor de su vida. Ahí, estas tú.

Poesía entrópica