~amistades extrañas~

Discutimos continuamente sobre cosas irrelevantes a las que una persona normal no le encontraría sentido. Disfruto de su compañía, pues es diferente a los demás, con un pasado oculto, con muchísimas amistades y con amigos aún mas raros que él, pero no igual de interesantes.
Estar con él me satisface, pues es una de las pocas personas con las que puedo competir, una de las pocas que me suponen un reto, y no por que yo sea mejor que los demás, o por que los demás no estén a mi altura, si no por que él pone especial empeño en eso de sacarme de mis casillas y hacerme rabiar.
Probablemente, lo que más me guste de nuestra relación sean las peleas de insultos. Sí, es raro, pero a mi me encantan.

-idiota
-imbécil
-tonta
-estúpido
-chochotriste
-pichacorta

Y en eso se basa muchas veces nuestras conversaciones. Es así. Es una amistad simple, de poco tiempo, pero que espero que sea duradera, pues a él lo aprecio muchísimo. Es una amistad extraña, pues los amigos no suelen insultarse sin motivo, pero nosotros si. Somos especiales. Pero ¿él? Él es un caso. Es un caso con su aspecto desaliñado y su pelo despeinado, con las palabras que usa y con los conocimientos que posee. Es un caso, por el simple hecho de patinar de la forma que lo hace, por que el muy hijo de p***, lo hace muchísimo mejor que yo. ¿Él? es una persona que realmente vale la pena, y me enorgullezco de ser su amiga.

Poesía entrópica