#Poesía. 2 (Especial a tí)

Se podría construir un nuevo infinito a partir del borde de tus labios, y tú ni te das cuenta.
Si me dejases, convertiría mis besos en pequeños pasitos con los que recorrer los rincones de tus omóplatos y te digo, que al llegar al cuello, rozaría el cielo y moriría en el intento.
Si fuese capaz de volver al pasado, recuperaría las palabras y las conertiría en actos, no por nada, pero alomejor, más sexo hubiese arreglado aquello.
No me quejo de esto. Mi corazón está a medio rendimiento y eso me vasta para seguir viva. Tan solo late día a día para que yo siga respirando.
Al menos puedo disfrutar de los extraños colores del cielo que cada día me sorprenden, y se tiñen, y se mezclan, llegando hasta el reflejo de las miradas más indiscretas que aún lanzo al techo.
Te digo que ya no soy la misma.
Algo más destrozada sigo avanzando, ondeando la bandera blanca de la derrota, y secándome las lágrimas con el dorso de la mano.
Que por los menos ando, que hay gente que ni se levanta de la cama, simplemente por que no tienen fuerzas para ello.
Pero puedo.
Y te juro que no bajaré las vista hasta la punta de mis zapatos, a no ser que lo que esté buscando se encuentre escondido entre el cruce de los cordones.
Te digo que soy distinta, pero en el fondo, sigo siendo un amasijo de sentimientos que esperan con impaciencia otro primer beso.

Comentarios

Poesía entrópica