~Aprende los límites~

La gente se empeña en creer que las cosas no acaban.
Insisten y persisten en rozar algo que ya no está, que ya se agotó.
El tiempo ya ha pasado, se ha consumido.
Las velas se apagan, los libros se acaban, los deseos no se cumplen, los años pasan y la vida termina.
Esto es igual.
Dices que no me aferre al pasado, y es lo único que tú haces.
Basta.
Para.
Déjame tranquila.
No quiero empezar nada de nuevo, pero ni contigo ni con nadie. No quiero depender de una persona para organizar mi vida, no quiero sufrir día tras día por no verte, o por cualquier otra estupidez con la que me coma la cabeza.
No.
Dices que hemos cambiado, pero el cambio sólo lo veo en mi.
Siges sin saber diferenciar los límites que no debes cruzar, y te acabarás cayendo por el precipicio.
Ten cuidado.
Que se te rompan todos los huesos duele, pero que se te desgarre el corazón, duele aún más.
Tienes todas las papeletas para que vuelva a pasarte.

Comentarios

Poesía entrópica