~Personas de mi vida~

Es 9 de Marzo y cumplo 16 años.

He vivido 5.840 días, 140.160 horas, 8.409.600 minutos y he respirado cerca de 232.243.200, sin contar cuando he corrido, me he puesto nerviosa por algo y miles de otras tantas razones por las que respiramos más aceleradamente.

Empecé a andar con 13 meses y he seguido haciéndolo hasta ahora.
La primera palabra que dije fue "mamá" como la mayoría de los bebes, y la he repetido miles de veces y de todas las formas distintas que existen. Riendo, llorando, gritando, lamentándome, pidiendo ayuda o consejo, frustrándome, nerviosamente, excitadamente, triste, contenta, dolorida, quejándome... Espero seguir haciéndolo.

Me he encontrado con gente realmente especial, de esas que te encuentras sólo una vez, que sólo tienes una oportunidad para conocerlas, y depende de esa oportunidad, que sigan o no en tu vida.

Personas que conocí cuando aún siquiera había nacido, desde el vientre de mi madre.
He. Da. Jo.
Compañeras que luego se han convertido en amigas, y poco después en hermanas, alcanzando a entenderme como poca gente sabe.
So. Sa. Ka.
Chicos que han pasado por mi vida como un huracán, destruyéndolo todo y tirándome por los suelos, para luego, aprender a levantarme sola.
Ca. Lu. Da.
Un hermano que forma parte de mi día a día, que sin él no sabría vivir, ni reir, ni conocería lo que es la vida a su lado.
I.
Familia. Familia que me han ayudado a ser lo que soy, que han hecho de mi la persona que soy hoy en día. Que me han pulido, han limado las asperezas de mi personalidad, me han enseñado el mundo tal y como és, sin pintármelo de rosa ni dejando espacios en blanco.
Car. Ru. Jo.
Personas que me sorprenden día a día y paso a paso, que dejan tras de si un rostro atónito y confuso.
Al.

Y luego todos los demás. Son tan distintas que no se pueden separar en grupos. Aquel amigo de pelo largo que vino hasta aquí solo para verme. El negrito que tiene una piel extrañamente estirable. La niña pequeña de rizos que alegraba alguna de mis tardes. La persona que me abrazó cuando estaba decayendo y me ayudó a aguantar las lágrimas. Al pelirrojo que provocó en mi una de las mayores sonrisas de mi vida, e hizo que me enrojeciese más de una vez. A toda la gente que me lee, que me comenta y que me ayudan a mejorar en cada paso que doy.

Y todas esas que se cruzan en mi camino. A las que sonrío sin motivo, a las que saludo por equivocación, a las que confundo con personas que conozco. Al camarero de ayer, a los conductores de autobús, a aquella mujer danesa que me habló como si me conociese de toda la vida.
Y a todas las que quedan por llegar, sólo puedo daros las gracias por hacer de mi lo que soy.
Por que gracias a vosotros, estoy orgullosa de mi vida.

Comentarios

Poesía entrópica