~Harta y decidida~

Estoy harta de escribir sobre tí.
Estoy harta de ir con el estómago encogido con miedo a encontrarte y no saber qué hacer.
Estoy cansada de verte a lo lejos y tener que ignorarte por que no tengo las fuerzas suficientes como para dedicarte una sonrisa.
No puedo.
Me es imposible aguantar como antes y ser amigos.
Las cosas que se acaban, se acaban y punto. No hay continuidad, ni segundo párrafo, ni siguiente capítulo. Ni siquiera un apéndice que diga que ha pasado con los personajes de la historia.
Te odio. Realmente te odio.
Te guardo un rencor inmenso que va creciendo por momentos, pero que a cada paso que da, me destroza las entrañas. Saca lo peor de mí.
No quiero decir tu nombre por miedo a que mi boca esboce una sonrisa, y no quiero recordar tus besos por si acaso alguien me está mirando y ve la cara de idiota que se me pone.
No quiero recordarte.
Al menos, si lo hago, no quiero que me duela, ni hacerlo de tal manera que cada imagen me torture el corazón.
Soy joven, tengo la vida por delante, pero sin embargo no dejo de penar en tí.
Estos casi dos meses se me han hecho mucho más largos que todos los minutos que pasé a tu lado.
Y estoy harta.
Harta, cansada y decidida a olvidarte, a guardarte en el famoso baúl de los recuerdos, a dejarte en los recovecos de mi mente, a poder decir que ya te he superado.
Pero el problema es que mi corazón no piensa lo mismo, y espera día a día una llamada tuya pidiéndome perdón.

Comentarios

  1. En ocasiones, dura más el olvido que lo que duró el amor...Ánimo, a veces es necesario poner distancia.

    Abrazos.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Poesía entrópica