~Quiero...~

Tengo miedo a la desilusión, a que esperen mucho de mí y de los resultados que obtenga en la vida, inevitablemente, sean menos de los esperados.
Tengo miedo a defraudar a los que me rodean, a dar menos de mis expectativas, a que lo que vean sea una desilusión, un fraude, una mentira.
Me ponen en un escalón demasiado alto, al que ni siquiera llego a rozar.
Quiero superarme. No digo llegar a la perfección, pero si sobrepasar los límites, vencer lo que tengo impuesto por mí misma.
Tengo ganas de gritar, de expulsar todo el odio y la impotencia.
Quiero acabar con el cuerpo que veo en el espejo. Acabar con la puta grasa que se queda en las piernas.
Quisiera no sentir hambre, ni ansiedad, ni impotencia.
No quiero verme en el espejo y asquearme de mí misma, de mi piel, de mis deformes muslos o de las rodillas que ni siquiera se definen.
Quisiera desahogarme, parar, estar como hace unos meses.
Mi vida de antes.
Me gustaba mi cuerpo, mi persona. No era ni arisca ni antipática, no recelaba de los que me rodean ni lloraba cada vez que la tristeza me desbordaba. No estaba seis de cada siete días de mal humor y las sonrisas salían con fluidez. No gritaba, ni pegaba, ni se me aceleraba el corazón, ni se me acumulaba la sangre en los puños, ni las lágrimas bajo los párpados.
No me sentía perdida.
Me gustaba mi rutina.
Me gustaba mi vida.

Comentarios

Poesía entrópica