~¿Cómo pretendían curarse?~

Los puestos se colocaban en las calles y las estrechaban, dejando un pequeño espacio para caminar donde nosotros avanzábamos despacio.
 El cielo lucía gris y las nubes amenazaban con la lluvia que caería en cualquier momento. Empezó a chispear, pero se convirtió en un mero aviso.
Seguí buscando tesoros entre los puestos que vendían libros. Ignoraban el valor que podían adquirir cada uno de los tomos entre mis manos.
Un viento fuerte arrancó la lona de un puesto que se situaba en una esquina y vendía gafas de sol. Parecía que el cielo estaba enfadado. ¿Cómo vendían gafas con aquellas nubes sobre ellos? ¿Estaban desafiando a la naturaleza del día?
Los compradores gritaron y huyeron de allí, mientras los vendedores intentaban recomponer la endeble estructura de metal que se había deshecho con el golpe de aire.
Pronto, empezó a llover. Las gotas aumentaban de intensidad y de tamaño, y rápidamente los puestos cerraron y cubrieron las cosas con plásticos para protegerlos del agua.
La gente corría, arrugaba el rostro, se encogía de hombros, se refugiaba bajo los paraguas y tras los pañuelos que llevaban al cuello.
Yo sonreía.
Era gracioso ver como la gente huía de la lluvia. No se dejaban tocar por las gotas ni acariciar por el frescor de las nubes. Se refugiaban en los puestos techados y veían el tiempo pasar y el agua caer.

¿Cómo pensaban limpiar todo lo que llevaban dentro si no dejaban que algo tan puro como la lluvia los tocase?
¿Cómo pretendían sanarse de la rapidez del tiempo, del estrés de los días y de la tristeza de la sociedad?
¿Cómo iban a ser mejores personas evitando la lluvia?
¿Cómo iban a curarse?

Comentarios

Poesía entrópica